lunes, 4 de enero de 2010

Algunos grandes del Ballet



Mijail Baryshnikov

Su padre era ingeniero y su madre costurera. A los once años ingresó en la Escuela de Ballet del Teatro de la Opera de Riga, en la cual fue aceptado un año después, en 1960, donde continuó sus estudios académicos. 


Durante este tiempo, Baríshnikov aprendió a hablar francés y aspiraba a ser concertista de piano. Con el tiempo, se enamoró más del ballet que del piano y como resultado de su propio interés y su éxito en festivales escolares, decidió seguir la carrera de bailarín.


En 1963, durante una visita a Leningrado, solicitó la entrada en la famosa Academia de Ballet Vaganova. Fue inmediatamente admitido y se unió a la clase de Aleksandr Pushkin, quien anteriormente había enseñado a Rudolf Nureyev. Al completar sus estudios en 1966, se unió al Ballet Kirov en Leningrado.
Luego de innumerables éxitos y premios, su necesidad de ampliar horizontes lo llevó a huir del rígido aparato soviético -al igual que Nureyev- y abandonó su lugar preponderante en el Ballet Kirov en 1974, mientras realizaba una gira por Canadá.       Desde entonces se unió al American Ballet Theatre y se vinculó con las más prestigiosas compañías americanas, europeas y canadienses.



De 1980 a 1989 asumió la dirección artística del American Ballet Theatre.


En 1990 fundó la White Oaks Dance Project (WODP), junto a M. Morris, una compañía de danza moderna que se presentó por el mundo entero.


A parte de su vida artística dedicada al mundo de la danza, Baryshnikov ha participado como actor en varias producciones cinematográficas, como "Paso decisivo" (1977), con Shirley MacLaine; "Noches de sol" (1985), "Dancers" (1987), "The Cabinet of Dr. Ramirez" (1991) y "Espías sin fronteras" (1991) junto a Gene Hackman. Por su participación en "Paso decisivo" fue nominado al Oscar como Mejor Actor Secundario.


Para la televisión también intervino en las películas realizadas sobre famosos ballets como "The nutcracker" (1977), "Carmen" (1980) y "Don Quijote" (1984).


También se hizo acreedor de un premio Tony por su participación en la obra teatral de Broadway "Metamorfosis" de Frank Kafka.
Su última aparición como actor fue en la afamada serie "Sexo en Nueva York" en el personaje de Aleksandr Petrovsky, el último novio de Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker).


Aunque muchos autores señalan que se ha casado tres veces, Mikhail Baryshnikov sigue siendo un hombre soltero, pero comprometido con su novia desde hace más de 15 años, Lisa Rinehart con quien tiene tres hijos.
Su hija mayor es fruto de su noviazgo con la actriz Jessica Lange, con quien sigue mantieniendo una relación muy cercana.


Paradójicamente, ninguno de sus hijos heredó su pasión y talento por la danza; su hijo varón es jugador de jockey, sus dos hijas pequeñas son buenas gimnastas y la mayor está por entrar a la Universidad.
                            
Anna Pavlova 
 (San Petersburgo, 1882 - La Haya, 1931) Bailarina rusa. Inició sus estudios en 1891, a la edad de diez años, en la Escuela de Ballet del Teatro Marinsky de San Petersburgo con Pavel Gerdt, Christian Johansson y Eugenia Sokolova. Debutó en la compañía el 1 de julio de 1899 con La Virgen Vestal. Fue partidaria de las reformas introducidas por Fokine, y aspiraba a una interpretación de la música en sus bailes.

En 1905, Mikhail Fokine creó para ella La Muerte del Cisne, estrenada en San Petersburgo y presentada en el Metropolitan Opera House de Nueva York cinco años más tarde. Nombrada prima ballerina en 1906, estrenó en los papeles principales los ballets El Pabellón de Armida (1907), Chopiniana (1908) y Noches Egipcias (1908) de Fokine, algunos de los cuales volvió a bailar en el debut de los Ballets Russes de Diaghilev en París, el año 1909.
Después de varias giras por Londres, Nueva York, Praga y Berlín con Mikahil Mordkin como partenaire, Anna Pavlova, aún ligada al Teatro Marinsky, formó su propia compañía en 1910. El grupo, formado por tan sólo ocho bailarines en un principio, fue ampliado en 1913 para realizar una gira por toda América. Harcourt Algenaroff, Hilda Butsova, Laurent Novikoff, Ruth Page, Pierre Vladimirov y Alexander Volinine fueron algunos de sus colaboradores. La Primera Guerra Mundial la sorprendió en Berlín, pero consiguió trasladarse a Londres, donde actuó privadamente para el rey Eduardo y la reina Alejandra.
El desagrado de Pavlova por las nuevas tendencias coreográficas, que le había llevado a rechazar en los Ballets Russes de Diaghilev el papel principal de L'Oiseau de Feu (1910) de Fokine, quedaba patente en el repertorio de su compañía, integrado por muchos de los clásicos del siglo XIX, además de los ballets The Fairy Doll (1914) de Ivan Clustine, y Dragonfly (Kreisler, 1914), California Poppy (Tchaikovsky, 1916) y Autumn Leaves (Chopin, 1918) de la propia Pavlova, entre otros.

Durante cinco años recorrió toda América; al finalizar la guerra regresó a Europa y comenzó a realizar giras por todo el mundo. La compañía se mantuvo durante quince años, durante los cuales se cuentan más de 4.000 representaciones por todos los continentes. Estos espectáculos estuvieron organizados por el empresario Victor D'André, descrito a menudo como su marido, aunque no se ha encontrado un certificado que lo demuestre. Anna Pavlova murió en La Haya a consecuencia de una pulmonía. En 1924, el actor Douglas Fairbanks filmó algunos de los solos de Pavlova, que posteriormente pasaron a formar parte de la película The Inmortal Swan (1956).
Su baile más famoso fue La muerte del cisne, arreglado para ella por Fokine, con música de Saint-Saëns. Solía interpretar bailes adaptados especialmente a ella, que expresaban estados de ánimo, simbolizaban épocas o caracterizaban flores o criaturas: Hojas de otoño, Navidades, Impresiones orientales, El dragón. Inspiró a toda una generación y extendió su amor hacia el ballet por todo el mundo.
                             
         
Nacho duato                        
Coreógrafo y bailarín español. Formó parte del Nederlands Dans Theater durante diez años, hasta que en 1990 pasó a ser director artístico de la Compañía Nacional de Danza. Sus coreografías han sido representadas en las más prestigiosas compañías del mundo y además, a lo largo de su trayectoria, ha recibido varios galardones.


Nació en Valencia en el año 1957. Su formación profesional la hizo en la Rambert School de Londres, en la Mudra School de Maurice Béjart (en Bruselas) y en The Alvin Ailey American Dance Centre (en Nueva York).

En 1980 firmó su primer contrato profesional con el Cullberg Ballet (Estocolmo). Al año siguiente, gracias a Jirí Kylián, ingresó en el Nederlands Dans Theater (donde estuvo diez años). En esta agrupación fue nombrado Coreógrafo Estable, junto a Hans Van Manen y Jirí Kylián, en 1988.

Sus coreografías han sido representadas en las más prestigiosas compañías del mundo, como: el Cullberg Ballet, Nederlands Dans Theater, Les Grands Ballets Canadiens, Ballet de la Ópera de Berlín, Australian Ballet, Stuttgart Ballet, Ballet Gulbenkian, Finnish Opera Ballet, San Francisco Ballet, Royal Ballet y American Ballet Theatre.
Desde junio de 1990 Nacho Duato, con 32 años, se hizo cargo de la dirección de la Compañía Nacional de Danza de España. Para ésta ha creado más de 30 obras, siendo algunas de ellas: Arenal (1988), Mediterrania (1992), Multiplicidad. Formas de silencio y vacío (2000) y Herrumbre (2004).

Además es director, junto a Tony Fabre, de la Compañía Nacional de Danza 2, la cual nació para formar jóvenes bailarines, quienes van cambiando cada dos años.

                                                 
Alicia Alonso
Directora del Ballet Nacional de Cuba, es una de las personalidades más relevantes en la historia de la danza y constituye la figura cimera del ballet clásico en el ámbito iberoamericano.

Nació en La Habana el 21 de diciembre de 1920,  ciudad donde inició sus estudios en 1931, en la Escuela de Ballet de la Sociedad Pro-Arte Musical. Más tarde se trasladó a los Estados Unidos y continuó su formación con Enrico Zanfretta, Alexandra Fedórova y varios profesores eminentes de la School of American Ballet. Su actividad profesional comenzó en 1938, en Broadway, al debutar en las comedias musicales Great Lady y Stars in your eyes. Un año más tarde ingresó al American Ballet Caravan, antecedente del actual New York City Ballet.
Se incorporó al Ballet Theatre of New York, en 1940, año de su fundación. A partir de este momento comenzó una brillante etapa de su carrera, como intérprete suprema de las grandes obras del repertorio romántico y clásico. En esta etapa trabajó junto a Mijail Fokine, George Balanchine, Leonide Massine, Bronislava Nijinska, Antony Tudor, Jerome Robbins y Agnes de Mille, entre otras significativas personalidades de la coreografía del siglo XX. Fue la intérprete principal en el estreno mundial de importantes obras como Undertow, Fall River Legend y Theme and Variations.En calidad de figura del American Ballet Theatre, actuó en numerosos países de Europa y América con el rango de prima ballerina.


En 1948 fundó en La Habana el Ballet Alicia Alonso, hoy Ballet Nacional de Cuba. A partir de ese momento, sus actividades se compartieron entre el American Ballet Theatre, los Ballets Rusos de Montecarlo y su propio conjunto, que mantuvo con muy escaso o ningún respaldo oficial hasta 1959, año en el que el Gobierno Revolucionario de Cuba le ofreció apoyo. Sus versiones coreográficas de los grandes clásicos son célebres internacionalmente, y se han bailado por otras en importantes compañías como
los Ballets de la Ópera de París (Giselle, Grand Pas de Quatre, La bella durmiente del bosque); de la  Ópera de Viena y  el San Carlo de Nápoles (Giselle); de la Ópera de Praga (La fille mal gardée); y del Teatro alla Scala de Milán (La bella durmiente del bosque). Eminente figura de la vida cultural, Alicia Alonso ha sido investida con el grado de Doctora Honoris Causa por la Universidad de La Habana, el Instituto Superior de Arte de Cuba, la Universidad Politécnica de Valencia, de España, y la Universidad de Guadalajara, en México. En 1993 se le otorgó la Encomienda de la Orden Isabel la Católica, que adjudica el Rey de España.
Ese mismo año surgió una Cátedra de Danza con su nombre en la Universidad Complutense, de Madrid. Más tarde, creó la Fundación de la Danza que lleva su nombre, y el Instituto Superior de la Danza Alicia Alonso adscripto a la Universidad Rey Juan Carlos. En 1996 el Ateneo Científico, Artístico y Literario de Madrid, le rindió un homenaje público. También fue designada Miembro de Honor de la Asociación de Directores de Escena de España (ADE). En 1998 fue distinguida con la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid; la República Francesa le impuso la Orden de las Artes y las Letras, en el Grado de Comendador, y el Consejo de Estado cubano la condecoró con el título de Heroína Nacional del Trabajo de la República de Cuba.
En el año 2000 recibió el Premio Benois de la Danza, por sus aportes artísticos de toda una vida, y le fue conferida la Orden José Martí, máxima condecoración que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba. En el 2002 fue nombrada Embajadora de la República de Cuba, por el Ministerio de Relaciones Exteriores de su país; y fue investida en París como Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO. Como Directora y figura principal del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso ha sido inspiración y guía para la formación de varias generaciones de bailarines cubanos, con un estilo propio que ha conquistado un lugar destacado en el ballet internacional.


Margot Fonteyn                    

(Margaret Hookham; Reigate, 1919 - ciudad de Panamá, 1991) Bailarina británica. Hija de un ingeniero irlandés y de una brasileña, Fonteyn comenzó sus estudios de ballet en la ciudad de Hong-Kong, donde su familia se había instalado temporalmente, y en Shangai con Hilda Bosustov y George Gontcharov. En 1933 regresó a Londres y tuvo ocasión de estudiar con Serafina Astafieva, tras lo cual ingresó en la Escuela del Vic-Wells Ballet un año más tarde, con cuyo cuerpo de baile debutaría en 1935 en Cascanueces; ese mismo año, Alicia Markova se marchó de la compañía, lo que dio a Fonteyn la oportunidad de interpretar muchos de sus papeles, entre los cuales destacó especialmente el de Criolla en Río Grande.

Pronto fue ascendida a ballerina principal de la compañía, que pasó a llamarse Sadler's Wells Ballet y finalmente Royal Ballet, en 1946 y 1956, respectivamente. Siguió una temporada de fulgurantes estrenos, con ballets especialmente creados para ella por Frederick Ashton. Su primer papel principal completo en un ballet de repertorio lo tuvo en Giselle (1937), que fue seguido de sus particulares interpretaciones de Aurora en La Bella Durmiente (1939) y Odette-Odile en El Lago de los Cisnes (1949).
Su elegante línea y refinado estilo, que hacían de ella el símbolo por excelencia de la bailarina clásica, fueron causa de que muchos otros coreógrafos realizaran ballets para ella. Así, estrenó Hamlet (1942), de su inseparable partenaire Robert Helpmann, Les Demoiselles de la Nuit (1948), de Roland Petit con los Ballets de París, Poème de l'extase (1970), de John Cranko con el Ballet de Stuttgart y The Scarlet Pastorale (1975), de Peter Darrell. En diciembre de 1955 contrajo matrimonio con el Roberto Arias, diplomático panameño que quedó imposibilitado en 1964 a causa de un disparo en un atentado.
                             
Rudolf Nureyev


Nació en Irkusk, una de las ciudades más importantes de Siberia, cuando su madre viajaba en tren para reunirse con su padre en Vladivostok, donde estaba destinado como comisario del Ejército Rojo.


Desde niño destacó en las danzas folklóricas, en la escuela, pero debido a la Segunda Guerra Mundial no pudo iniciar su formación como bailarín hasta 1955, en el Instituto Coreográfico de Vaganova, dependiente del Ballet Kirov, en Leningrado. A pesar de este comienzo tardío, enseguida destacó y empezó a interpretar papeles solistas (Don Quijote, El lago de los cisnes, La bella durmiente...).



Dos años después ya era uno de los bailarines rusos más conocidos. Esto significaba gozar de un estatus que, entre otras cosas, le permitía viajar fuera de la Unión Soviética. Pero la rebeldía de Nureyev hizo que se le prohibiera la salida de Rusia y se limitara su trabajo a actuaciones locales. Hasta 1961, en que a causa de una sustitución, bailó en París. Sabía que no volverían a dejarle salir de Rusia y decidió quedarse en la capital francesa. Había impresionado al público y a la crítica y esto, unido a la enorme repercusión pública de su deserción, hizo que inmediatamente lo contratara el Grand Ballet du Marquis de Cuevas. Estaba en condiciones de decidir dónde y con quién bailar.


Un año después, en 1962, conoció a Margot Fonteyn, una destacada bailarina británica que se convertiría en su compañera artística y amiga y que le introdujo en el Royal Ballet de Londres, al que permaneció vinculado durante toda su carrera desde entonces.



Colaboró con los mejores bailarines y coreógrafos de la época como Frederick Ashton, Rudi van Dantzig, Roland Petit, Maurice Béjart, George Balanchine, Glen Tetley, Martha Graham o Murray Louis y bailó como artista invitado para muchas compañías. También intervino en algunas producciones cinematográficas e incluso en televisión: en un episodio de los Teleñecos bailó con la cerdita Peggy. Fue filmado más que ningún otro bailarín hasta ese momento.


En 1983 fue nombrado director del Ballet de la Ópera de París, donde siguió bailando mientras pudo y produjo algunas de las obras más revolucionarias de su época. Enfermó de sida y su estado de salud le obligó a dejar el cargo, aunque permaneció como coreógrafo principal.


En 1992, en su última aparición unos meses antes de su muerte, recibió el trofeo de Caballero de las Artes y las Letras de Francia en un acto en el Palais Garnier de París en el que recibió una emocionante ovación del público.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada